El consumo de tabaco es uno de los factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles (ENT) y muestra interacciones complejas tanto con ellas como con los otros factores de riesgo. Por ejemplo, el consumo de tabaco y el consumo nocivo de alcohol suelen coexistir, y el tabaquismo es de dos a tres veces más frecuente…